S?bado, 01 de agosto de 2009



Abelardo Gamarra


Por JORGE MARIATEGUI

Don Abelardo Manuel Gamarra  Rondó, nació y vivió entre 1852 y  1924. Nació en Sarín distrito de Huamachuco Provincia de La Libertad. Y estudió sus primeras y otras letras en el famoso Colegio San Nicolás regalado por la Primera criolla nacida en Trujillo Doña Florencia de Mora dueña y señora de varias provincias de La Libertad, en el siglo 16.

De padres acomodados económicamente. Su Madre doña Jacoba Rondo sobrina de José Faustino Sánchez Carrión, ideólogo de la naciente república. Por genes le viene su espíritu inteligente y revolucionario.

Llegó a ser diputado por Huamachuco y fue objeto de varias deportaciones de los presidentes de turno que no lo querían porque era un gran opositor.

Con Fernando Casos un trujillano congresista muy brillante escribió en El Nacional en la guerra del 79. Aquí, en un artículo es que le da el nombre de MARINERA al baile que se convirtió, en nacional, baile que con algunas variaciones se llamaba “La Chilena”. Abelardo escribió la letra de “La Concha Perla”, “La Luz de tus Ojos” y “La Costa Abajo” tres memorables marineras.

Un dato histórico es que enfrentado con el presidente Iglesias son deportados junto con el Coronel  Justiniano Borgoño, Segundo Presidente trujillano del Perú y  se fugan al llegar a Salaverry.

Un diario importante El Nacional donde escribió mucho y del que llego a ser su Director. Desde allí combatió por la transparencia del Contrato Grace y como no estaba de acuerdo con la gerencia de El Nacional renunció.

El 28 de Julio de 1889 funda su “Semanario Integridad”  que se editó 30 años y va ser la acusación perenne a todos los siguientes gobiernos. Allí dijo que el Contrato Grace “había puesto candado de oro en los labios de los dirigentes del país y había regado sus mercedes a multitud de prensas de Sur y Norte”. Actitud que Montesinos y Fujimori copiaron un siglo después.

Escribió fuera de sus copiosos artículos comedias como “Ña Codeo”, juguetes cómicos “El cuarto número tantos”. Varios libros como “Rasgos de Pluma” con sus artículos sobre costumbres, personajes, lugares que han quedado para los investigadores de la vida social de estos años.

Fue amigo de la crema y nata literaria. Luis E. Marques, Gonzales Prada, Manuel Moncloa, Químper, E. Alzamora, Mantilla, C. Rey de Castro,  G. Leguía y Martínez y el adolescente Chocano y otros como Mercedes Cabello de Carbonera primera dama que iba a las tertulias masculinas rompiendo todas las reglas sociales.

Es de notar que en su SEMANARIO INTEGRIDAD hace una apología al bandolero LUIS PARDO, en unas décimas que han sido cantadas por nuestros cantantes desde 1909. Una de las que lo difundió y su mejor intérprete fue Eloísa Angulo de una voz bellísima.

Fue un hombre apasionado que no le tuvo miedo al Coronel Oscar R. Benavides que derrocó a Billinghurst de quien Gamarra era  muy amigo. El voto escrito que envió al Congreso del cual formaba parte es una pieza literaria es una lección de entereza y una defensa de las instituciones democráticas organizadas al amparo de la Constitución.

Pero el más importante de los motivos por el que hoy hablo de Abelardo es que Abelardo Gamarra Rondó fue el inventor de LA MARINERA. Muchos lo saben pero hoy lo haremos brillar.

Los antecedentes de la marinera son muchos y muy boceados dicen que viene de LA MOZA MALA que es una danza negra. Tal vez pero los negros y negras que llegaron a Perú, bailaron sus danzas terribles, ayudados por el guarapo y el pisco y la chicha, dieron rienda suelta a su danza envuelta en sexo, y terminando entre las ramas.

También dicen que viene de una danza que le llamaban LA CHILENA, pero al declararse la guerra del 79,  Abelardo en el Consejo de Ministros ocupados en la guerra decidieron a su pedido llamarla MARINERA. Tanto porque la marina peruana llamaba mucho la atención por lo del famoso HUASCAR capitaneado por Miguel Grau.

Dice Abelardo “Marinera le pusimos y MARINERA se quedó, por supuesto que por entonces, y para que la semilla fructificara, lanzamos no pocas letras picarescas a las que ponían música esos maestros incognitos que no se sabe donde viven, pero que nos sorprenden con sus músicas deliciosas”...




..Abelardo conoció a la niña Rosa Ayarza que después se caso con el Señor Morales y fue la que la cantó y la tocó en el piano un 28 de Julio en el Teatro Principal, hoy Municipal de Lima. La Marinera se aposentó en Moche y la chola mochera se puso su blusa blanca y pata en el suelo, arrastró su falda negra llena de blondas. Los cholos mocheros fuertes y recios le sacaron chispa a la tierra y demostraron su valía y su buen humor en querer enamorar a la chola mochera. Ella lo reta, ella lo seduce, ella lo quiere besar y lo incita…el cholo le da vuelta y la mide, y cuando ya cree que está seducida y se avienta para besarla y con su sombrero tapa su cara para que las malas lenguas no la critiquen…ella lo mira, lo mide y se escapa.  Vuelve el cholo despreciado a arremeter contra su víctima la busca ella se le escapa, la reta desde su lado ella lo incita se levanta la falda y le muestra sus fustanes, ricos en blondas y blancos como su virginidad, pero no se la da. Y al final cuando el cholo ya está con cólera y ha roto el suelo zapateando y llamándola, ella se rinde y se van juntos. Ella bailando con los pies desnudos y arrastrándolo en la tierra y él abrazándola y besándola y tapando sus caras con su ancho sombrero se pierde en el verde campo mochero.

Hoy esta danza se ha convertido en una FIESTA NACIONAL, y su sede es TRUJILLO hay concursos por edades. Hay campeones por categorías  y  hay campeones de campeones. Los premios son bastantes solventes. La Fiesta Nacional es en Enero y hay un desfile de carros alegóricos, que cada año esta aventajando al desfile de Primavera.

Hace pocos años se ha introducido una nueva fiesta que se llama COREOGRAFIAS, donde bailan la marinera estilizada en grupos que pasan de 40 personas, donde la creatividad hace gala de la inteligencia de los coreógrafos.

Para terminar debo hacer un llamado no sé si bueno o malo. Las academias que están en su mayoría en Trujillo, preparan a sus alumnos para campeonar y año a año van enseñando una cantidad de figuras de acuerdo a su concepto. Y los pasos de la marinera han crecido de acuerdo a cada profesor. Lo mismo ha sucedido con la vestimenta. Las mujeres han variado los colores y los han combinado haciéndolo más vistosos, pero también han cambiado las líneas de confección y los modistos han hecho mucho de su criterio.  Entonces los pasos de la marinera han cambiado mucho poco o demasiado, y los colores y formas y diseño de los vestidos también.

Los trujillanos viejos nos resistimos a estos cambios, porque estamos viendo que la esencia el origen se va diluyendo y ya no hay regreso ni paso atrás.

La historia los acusara o los aplaudirá.

 ---------------------------------------------------------------

Escríbanme dándome sus opiniones:

[email protected]




Tags: abelardo gamarra, marinera, trujillo peru, jorge mariategui

Comentarios